(Pasta de Campeón - ADNSUR) - El paraguayo Gabriel Ávalos se caracteriza por haber pasado por una docena clubes diferentes antes de vestir la camiseta del "Bicho". Su historia es de sacrificio y varios goles. Pero hay un episodio particular que se dio en un club argentino.

En 2016, después de disputar 38 partidos y de convertir 10 goles con la camiseta de Crucero del Norte, desapareció del radar y firmó contrato con Peñarol, decisión que molestó muchísimo en el "Colectivero".

Tal es así que los misioneros hicieron una denuncia contra el jugador, argumentando que había cobrado 150 mil dólares y que había desaparecido para firmar luego contrato con los uruguayos. Fue tan serio el tema que llegó hasta Interpol un pedido de captura por él.

Ávalos fue acusado de estafa. Pero con el correr de los días se aclararon las cosas entre el jugador y la entidad argentina, con el atenuante que terminaron en buenos términos.