Alexis Cabrera vivió la elite del fútbol argentino. Jugó en San Lorenzo, la Selección juvenil y fue campeón en dos torneos internacionales. Sin embargo, luego de su paso por Villa Mitre, Olimpo de Bahía Blanca y Talleres de Córdoba, en 2010 tuvo que elegir entre estar con sus hijos y su carrera. Eligió la sangre.

En Comodoro Alexis jugó en Huracán y luego en Florentino Ameghino. Su permanencia en ese club le permitió ingresar al petroleo, industria en la que estuvo un par de años hasta que la empresa quebró en 2016.

TERMINÁ DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACÁ