Todos los clubes comodorenses avanzan a paso firme en obras. Algunos con más ayuda del Estado otros con menos, pero el objetivo es claro: crecer y brindar mayores comodidades a los chicos en los barrios.

A comienzos de semana, el club San Martín puso en marcha un sueño. El paredón de bloques para que su cancha quede cerrada, y para que su predio tenga portones. TERMINA DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACA