El programa del “Pollo” Vignolo de este martes arrancó picante y casi al borde de la censura. De esta última parte se ocupó el Cabezón Ruggeri, que hizo gala de su humor y soltó un chiste controvertido que no obstante, lejos de distender incomodó al conductor Sebastián Vignolo y avergonzó a Mariano Closs en un complicado pase entre un programa y otro.

"Hoy atento, bozal", se atajó Marianito antes de darle paso al ex defensor campeón del Mundo, intuyendo que se venía un momento zarpado. TERMINA DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACA