El púgil de zona norte comenzó en el boxeo por diversión. En aquellos momentos no pensaba en que años más tarde sería su trabajo. A los 13  empezó de la mano de Robinson Zamora y  de adolescente salió campeón provincial de los Juegos Evita ganando las tres peleas por la vía del knock out . De a poco fue forjando una gran carrera amateur.

De aquel tiempo, recuerda un combate que lo marcó y cuenta: "la pelea con Alexis Guichapani fue tremenda. Era mi compañero de entrenamiento y fue  muy sangrienta. Los dos podríamos haber terminado perdiendo por knock out pero gané yo. Si era en la calle nos matábamos (risas)".

El boxeador comodorense que pasó de pensar en retirarse a entrenar con el "Chino" Maidana

Cuando promediaba diez peleas en el amateurismo, no conseguía el ritmo que pretendía y tomó la decisión de irse a "La Fábrica", donde estaba el experimentado entrenador cubano  Juan Fernández. 

"Me cambié  porque no estaba peleando y ahi empecé a hacerlo todos los meses. Viaje a pelear a la FAB y estuve en la selección de boxeo argentina "Los condores", pero no pude debutar porque me fracture el tabique guanteando con Coceres" , afirmó Manu.

Con la ida del "Moro" de lo que  ya era el Club de Boxeo Comodoro, el pugil pasó a ser entrenado por Juan y Eduardo Alvarado con quienes estuvo hasta la convocatoria del Team Maidana.

El boxeador comodorense que pasó de pensar en retirarse a entrenar con el "Chino" Maidana

Sobre su paso al campo rentado, Carrizo admitió: "Pase las  40 peleas amateurs y  mi sueño era hacerme profesional. Lo jodí tanto a Martin Decima que logré hacer la licencia. Hice la primera pelea en Comodoro que terminó empatada y la  segunda le gané por knock out a Diego Fernandez".

Luego de las primeras dos experiencias como boxeador profesional, Manu tuvo cinco peleas consecutivas que perdió incluyendo su última presentación. En relación a eso, sostuvo: "me considero buen boxeador el problema es  mi record. Siempre entrené a medias y subía   porque me servía y  quería pelear. Entrenaba cuatro semanas y peleaba, Hoy me doy cuenta que estuve mal".

Justamente en su última presentación fue que sin querer se le abrirían las puertas a algo nuevo. Su promotor de aquel momento, Martín Decima, le consiguió una buena oportunidad y aceptó pelear con uno de los mejores del país, Francisco "Bebu" Verón.

"Le conecté un zurdazo en el segundo round que casi se ve al piso, pero perdí. Después me fui derecho al restaurante del complejo a comer solo ya que no había viajado con nadie. Había ido a todo o nada y mientras esperaba la comida estaba pensando en retirarme de la actividad", rememoró.

El boxeador comodorense que pasó de pensar en retirarse a entrenar con el "Chino" Maidana

En el peor momento de su noche, vendría una propuesta inesperada que torcería su rumbo. "Cuando estaba comiendo  se me acercó el entrenador Omar Arturi (Team Maidana) y me contó cómo me había visto y que estaba la posibilidad abierta para poder entrenar con ellos. Lo que menos me imagine era que venía a proponerme eso ", aseveró.

Manu lo habló con su padre Jesus, que le brindó todo el apoyo y migró a Buenos Aires en busca de sus sueños. El sacrificio de dejar todo por él y el futuro de su pequeño hijo Mateo hace que todo valga aún más la pena. Se fue a un lugar donde muchos quieren estar y sabe que no puede dejar pasar esta oportunidad.

"Estamos a full entrenando con mi técnico Omar (Arturi), que me está dando una mano importante. Ya estamos arrancando el guanteo. Buscamos estar bien entrenados para pelear. No quiero subir más sin entrenar porque  no sirve. Cuando me digan que estoy al cien vamos a subir al ring" , dijo Carrizo.

El oriundo de Caleta Cordova vive en Lanús junto a su padrino, que lo hospeda allá. De ahí todos los días toma el colectivo a las 6 de la mañana rumbo a Palermo. Una vez allí, viaja a entrenar al complejo que tienen Acero y el Chino en Escobar (Las Clavelinas). Ambos  siguen bien de cerca a todos los boxeadores.

Sobre la decisión de estar lejos de los afectos, comentó: "apuesto  todo al boxeo por eso me vine. Me tire a la pileta y voy a dejar todo lo que tenga para dar. Es mi trabajo y la plata para mi hijo. Me siento preparado".

Con la llegada de su hijo hace dos meses atrás, el púgil que representaba al Club de Boxeo Comodoro visualiza y siente  su futuro en el boxeo y mantiene su sueño vigente de pelear en el exterior. Espera estar listo para combatir en junio. Tanto Arturi como Maidana le dijeron que tenía las condiciones y que cuando esté preparado físicamente le conseguirían contrincante.

"No me puedo dar el lujo de perder.  Tengo que enderezar la técnica, subir al ring a arrancar cabezas y  no  dejar dudas.   No tengo opciones. Me sacrifico mucho por esto. Primero debo hacer algunas peleas acá para poder salir afuera del país", declaró.

Por último, el pugil de zona norte aprovechó para para agradecer a todos los que le hacen el aguante. "Principalmente a mi viejo y a su señora que me ayudan mucho a poder estar acá. También a Suplementación Odin, Muscle World y el centro de Estetica Eskandalosa, que me dan una mano como sponsors. Y no puedo olvidarme de todos los que me ayudaron en mi camino: Robinson Zamora, el "Moro", Martín Decima, al Club de Boxeo Comodoro, Juan y Eduardo Alvarado, y a todos mis compañeros", finalizó.