Después del parón de dos meses por el coronavirus, Fernando Muslera, el arquero de la selección uruguaya se fracturó la tibia y el peroné de su pierna derecha en el partido de este domingo entre su club, Galatasaray, y Rizespor por la fecha 27 de la primera división de Turquía.

El parte médico oficial de la institución confirmó que, además, sufrió en su rodilla una ruptura "casi por completo del ligamento lateral interno" y una ruptura "parcial en el ligamento cruzado anterior", una lesión de las más graves del deporte.

El futbolista de 33 años, nacido en Argentina y nacionalizado uruguayo, se lesionó al inicio del partido en un choque con el delantero marfileño, Ismael Diomande, cuando disputaban una pelota dividida y permanecerá fuera de las canchas durante al menos 8 meses.

Promediaban los 20 minutos del primer tiempo cuando en una jugada rápida, llegó un centro rasante desde el sector derecho hacia el medio del área. Allí, un delantero conectó el balón, pero chocaron ante el achique del uruguayo; sin embargo, no logró detener su impulso y terminaron impactando. El guardameta quedó tendido en el suelo y visiblemente dolorido.