COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - No tuvo tiempo de ponerse nervioso Alejo Clementi. El mismo día del partido le dijeron: «vas al banco», y el se quedó para completar la planilla de Primera sin saber que el destino le tenía preparado un día especial al juvenil de 14 años del Deportivo Sarmiento.

Al arquero Carlos Garrofe lo expulsaron frente al CAFA, y fue el turno de Clementi. Ingresó por Ñanco y con la tremenda responsabilidad de pararse bajo los tres palos con un penal por delante.

Sin embargo, lejos de ponerse nervioso. Respiró profundo y se paró en la línea del arco y fue un segundo. «La atajada del penal fue raro. Yo sabía internamente que me iba a tirar a mi izquierda, y a último momento me detuve un instante para ver donde pateaba. Me arrodille casi para evitar que la pelota entre y la manotee con la mano derecha», le confesó a Pasta de Campeón.

TERMINÁ DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACÁ