A veces, las carreras de los futbolistas profesionales toman rumbos inesperados que pueden cambiarlo todo.

Una lesión afectó el rendimiento de Ezequiel Muth, un joven arquero de River que pintaba como una de las 'joyas' de las inferiores.

Tras quedarse sin lugar en el Millonario, partió a España para jugar en la quinta división del fútbol español. Pero las cosas no salieron del todo bien y el pibe de 20 años quedó libre y en la calle.

Desesperado, decidió contar su situación por Twitter buscando que algún equipo le tendiera la mano. Y, por suerte, logró conseguirlo.

Según publicó él mismo en su cuenta, el Málaga B, de la tercera división, decidió ficharlo tras estar algunos días a prueba. "¡Más que feliz por esta oportunidad! A dejar la vida gracias a todos ustedes por ayudarme. Pase lo que pase, volví a ser feliz", escribió.