Lionel Messi volvió a dar la nota en un partido del Barcelona: con un doblete magnífico, su equipo se impuso 4-0 como visitante frente al Granada y se acercó a la punta de la liga española. Mientras el argentino se lucía en el estadio Nuevo Los Cármenes en Andalucía, su familia disfrutaba de su actuación en territorio catalán. Antonela Roccuzzo grabó el festejo de sus dos hijos menores luego de su segundo tanto.

Fue justo después de que el rosarino venciera al arquero rival con un tiro libre que se clavó junto a su palo cuando sus hijos menores, que seguían atentamente las alternativas del partido que se celebró esta tarde entre Granada y Barcelona, gritaron, saltaron y lanzaron puños al aire para vitorear a su papá. Mateo (5 años), el más travieso de los tres según el propio Leo, contó con la complicidad del pequeño Ciro (2), quien no se quedó atrás a la hora de mostrar su algarabía. El que no figuró en esta oportunidad fue Thiago (8).

 

 

Fuente: Infobae