La diferencia de estilos marcó una clara ventaja para los británicos, que a través de una extraordinaria maniobra individual de Mohamed Salah, acompañada por el oportunismo de James Milner, el conjunto de Jürgen Klopp festejó el prematuro 1 a 0 a los 8 minutos de iniciado el pleito.

Antes de llegar al cuarto de hora, los ingleses volvieron a castigar mediante un terrible disparo de Naby Keita que dejó sin posibilidades a Jan Oblak. Sin dudas, lo planeado por Diego Simeone no estaba saliendo. Y la obligación de adelantarse en el terreno de juego fue un llamado de atención para los colchoneros. TERMINA DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACA

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!