(Pasta de Campeón - ADNSUR) - El escándalo del equipo femenino de futsal de Banfield provocó un sismo en el club. A partir de la bochornosa imagen de sus jugadores haciéndose cuatro goles en contra para beneficiarse en el siguiente cruce del torneo de la disciplina obligó al club a tomar una decisión y fue nada más y nada menos que desvincular de su cargo al entrenador Mariano Vila y a todo su cuerpo técnico, más aún después de escuchar al propio estratega justificar la conducta antideportiva.

“Dentro de todo es bueno lo que ocurrió, debutaron muchas chicas de tercera división que es algo que venimos trabajando desde que empezamos con la actividad en 2019″, dijo en el inicio de la entrevista que brindó tras el escandaloso 2-4 ante Gimnasia de La Plata.

Al ser consultado sobre el escándalo, Vila expresó: “Teníamos un objetivo muy claro, con algo que habíamos trabajado y preparado en la semana. Habíamos preparado todo en la semana, pero nos encontramos con algo totalmente diferente del rival y bueno, sobre la marcha uno tiene que pensar y decidir qué hacer y ahí está el final del partido”, dijo sin mencionar directamente su bochornosa decisión.

En consecuencia del repudio general que provocó el acto, Banfield emitió un comunicado informando que Mariano Vila (entrenador) y su cuerpo técnico fueron apartados de sus funciones y desvinculados del club. Además, le pidieron disculpas a Gimnasia y aseguraron que lo sucedido "no corresponde con los valores y con las prácticas deportivas y de comportamiento que promueve el Club Atlético Banfield".