El futbolista Mirko Antonucci, jugador de la Roma y cedido a préstamo al Vitória de Setúbal de Portugal, fue despedido del equipo luego de publicar contenido inapropiado en sus redes sociales junto a su novia, la influencer Ginevra Lambruschi.

El detonante del despido del futbolista de 21 años habrían sido una serie de imágenes subidas de tono que publicó junto a su novia en Instagram, donde él tiene más de 90 mil seguidores y ella medio millón.

Si bien desde el club Vitória de Setúbal no detallaron las razones de su despido, fue el entrenador del equipo, Julio Velázquez, quien declaró que "el jugador tiene que ser jugador del Vitória de Setúbal 24 horas al día, por respeto al club, a los aficionados y a lo que representa".

"El club, la gerencia, el equipo técnico y todo el personal entendieron que el comportamiento de un jugador que estaba cedido no era el que queríamos para el Vitoria”, expresó Velázquez respecto al comportamiento de Antonucci.

El pasado 29 de mayo con un video, Antonucci dio a entender que solo lleva cinco meses en pareja con la influencer.