Emanuel Mammana es un jugador argentino de 24 años que tuvo un paso exitoso por River, de donde salió, y luego se marchó al continente europeo para probar suerte en Olympique Lyon (Francia) y luego llegar al Zenit de Rusia. Sin embargo, de niño sufrió diferentes golpes que lo llevaron a pensar en el suicidio.

En diálogo con Olé, el defensor manifestó que pensó en tomar una drástica decisión tras sufrir las muertes de su madre y su padre. Su mamá falleció cuando él apenas tenía seis años, mientras que la desaparición física de su papá se dio nueve años después. Y allí, en su plena adolescencia, tuvo en mente terminar con su camino.

"Sentí ganas de largar todo después del fallecimiento de mi viejo, ya había perdido a mi mamá... Pensé en dejar el fútbol, incluso pensé en la locura de suicidarme. Lo quise hacer dos veces. Fue muy difícil, muy difícil. Fueron dos o tres meses que me costaron muchísimo. Pero pese al dolor pude ir saliendo", manifestó el zaguero que es considerado por Lionel Scaloni para el futuro de la Selección Argentina.

A su vez, quien salió campeón con el River de Gallardo en varias ocasiones (siendo la más resonante aquella Copa Libertadores 2015) agregó: "River me ayudó. Me di cuenta de que en casa habían luchado tanto para que yo llegara que no podía tirar todo por esa tristeza. Tenía que cumplir el sueño de mi papá: él quería que llegara a Primera".