Un día como hoy, en 1932 y 1948, el himno nacional argentino y las banderas flamearon en lo más alto del firmamento de un Juego Olímpico. Este sábado, un país estará detrás de dos atletas que más allá de participar, con lo que ello significa, cumplirán el sueño que nace desde el más puro sentimiento del deporte amateur.

Joaquín Arbe, pronto a cumplir 31 años, y Eulalio “Coco” Muñoz, con sus 25 a cuesta, son dos chubutenses que largarán la mítica prueba de un Juego Olímpico en el “Día del Maratonista”.

En los Juegos Olímpicos de Los Angeles 1932, Juan Carlos Zabala ganaría la prueba de los 42 195 metros, para darle una presea dorada a la delegación nacional en tierras norteamericanas. Así nací la historia de “El Ñandú Criollo”.

Justo en el “Día del maratonista”, los chubutenses Arbe y Muñoz engalanan dicha fecha con sus presencia en la mítica prueba del programa olímpico.