Este domingo se conoció la muerte del jugador de rugby, Lucas Pierazzoli, quien había sufrido un fuerte traumatismo luego de participar de un ruck en la última jugada del partido que disputó su equipo Hurling Club, por la novena fecha de la categoría Superior de Primera B. 

Los jugadores cayeron sobre él y no se pudo volver a levantar. Estaba consciente, pero le faltaba el aire por lo que hizo un paro cardiorrespiratorio y debió ser trasladado de urgencia al Hospital.

Según se detalló, su estado era “irreversible” ya que tenía muerte cerebral, y tenía fracturadas, al menos, dos vértebras, comprometida la médula y edemas en la cabeza. Permanecía conectado a un respirador artificial.

Dolor en el rugby: murió un jugador de Hurling Club tras sufrir un duro golpe en un partido

Horas más tarde falleció en la institución sanitaria y la Unión Argentina de Rugby despidió con profundo dolor a Pierazzoli, jugador de primera división del club Hurling. 

"Nuestra institución acompaña a los familiares, amigos y seres queridos en este triste momento”, expresaron desde la UAR en un breve comunicado publicado en sus canales oficiales.

“Recordamos a Lucas del mismo modo que lo hicieron quienes tuvieron la fortuna de conocerlo: como un amante del rugby que disfrutaba del deporte cada día, reconocido dentro y fuera del campo de juego, tanto por sus compañeros como sus ocasionales adversarios deportivos”, agregó el texto.