En la primera mitad, la Albiceleste y la Verdeamarela se disputaron la posesión de la pelota: el encuentro fue peleado en la mitad de la cancha, hasta que el equipo de Lionel Scaloni abrió el marcador.

A los 21 minutos, Rodrigo De Paul -desde la mitad de cancha- le dio una asistencia de lujo a Ángel Di María. Fideo ganó en velocidad y picó la pelota por encima de Ederson: el rosarino tuvo su revancha en el Maracaná con un golazo que recordó al que le convirtió a Nigeria en los Juegos Olímpicos de Beijing en 2008. TERMINA  DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACA