COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Corrían casi seis minutos del segundo cuarto del duelo entre el “mens-sana” y el equipo de Río Gallegos, en lo que sería victoria del conjunto dirigido por Martín Villagrán, cuando luego de un rebote que no pudo retener el cubano Yoanki Mencia y tras una serie de intentos por capturas el balón, Diego Romero se hizo dueño de la “naranja”, como si fuera un arquero que lo hace en dos tiempos.

El “Negro” se convirtió en arquero por un instante, como su hermano Sergio, aunque este último copió al hoy basquetbolista de 37 años en su Misiones natal. TERMINÁ DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACÁ