El cierre de la última Liga Nacional de Básquet para Gimnasia y Esgrima de Comodoro Rivadavia dejó una serie de sinsabores tras caer en la serie de cuartos ante Boca, cuando se pensaba que el conjunto "mens-sana" podría estar más arriba en las posiciones, en medio de una dura pandemia y entre situaciones acompañadas por el Covid-19 para una campaña atípica. TERMINA DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACA