Sobre el minuto 27 de la primera mitad llegó el primer gol de la Argentina, obra de Ángel Di María, quien quedó solo a mano a mano ante Ederson y se la picó en forma magistral, luego de una notable y maravillosa asistencia de Rodrigo De Paul, que desde atrás de la mitad del campo metió un pase en diagonal cruzado demencial, que no pudo cortar Lodi, y amortiguó con mucha calidad angelito, quien al quedar mano a mano con el arquero se la picó con una categoría indescriptible.

"La verdad que no puedo llorar, no termino de caer, soñamos tanto, peleamos tanto, mucha gente nos decías que no volvamos, y acá estamos, dejando todo, y hoy se rompió, entró y logramos el título. Acá en este estadio, ganarle a Brasil... la Copa era en Argentina. Pero listo, estaba dicho, era acá. El gol... tremendo pase de Rodri, yo le dije que el lateral se dormía en la marrca, pase respecto y terminó como el partido con Nigeria en los Juegos Olímpicos. Siento alegría por mi familia, mis viejos, mi esposa, mis hijas, por quienes nos bancaron... por la gente que vino, con o sin Covid-19, con todo esto... y nada, esto da para tener esa alegría para seguir acá.

En esa misma línea, el voalnte contó lo que significó ganar y que Messi sea campeón: "Inolvidable ver a Leo... él me decía gracias, yo a él, él me dijo que era i final, que era mi revancha, la de Chile, el Mundial... y hoy se dio, y me traen recuerdos... y me hace pensar qué hubiera pasado si estaba en las anteriores finales.