En el primer tiempo hubo muy pocas emociones, salvo remates desde afuera del área por parte de los de Puerto Madryn en las que la pelota salió desviada. Asimismo, la solidez defensiva del local no pudo volcarse en ofensiva, sin encontrar ritmo de juego en los encaradores Matías Reali y Ever Ullúa.

En el complemento, la jerarquía del equipo visitante hizo que Círculo se repliegue más aún en su propio área, aunque no sufrió de sobremanera. Hasta que a los 66′ el local se quedó con un jugador menos luego de que el árbitro Bruno Amiconi le mostrara la segunda tarjeta amarilla a Bruno Vedda. TERMINA DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACA