En esta última e inolvidable jornada de su temporada de "rookie (novato)", los números del base argentino repitieron su misma mejor marca de puntos en play offs (14), con cuatro triples y un doble, pero después no tuvo registros abundantes en otros rubros, salvo en faltas (5), ya que solamente sumó 2 asistencias.

La superioridad de los Suns a lo largo de toda la serie prácticamente le impidieron competir a los Nuggets no solamente esta noche en su estadio Ball Arena, de Denver, sino en los tres anteriores (los dos primeros como visitantes).

Una magnífica tarea del base de 36 años al que tuvo que marcar Campazzo durante los 21m. 37s. que permaneció en cancha (hoy no arrancó de titular como venía sucediendo, sino que recién ingresó a los 9 minutos del primer cuarto), Chris Paul, que con 37 puntos fue el goleador del partido, bien secundado por Devin Booker (34 y 11 rebotes), fue vital para que los Suns sigan soñando en grande.

Paul, que por primera vez desde 2018 superó los 30 puntos en un partido de play offs, tuvo la particularidad de que marcó todos sus puntos "a la antigua", vale decir sin anotar triples.

Los Nuggets, que tuvieron a Will Barton como su máximo anotador con 25 puntos, en realidad dejaron de "existir" en el partido cuando restaban poco menos de cuatro minutos para finalizar el tercer cuarto y fue expulsada su máxima figura y declarado MVP de la temporada regular, el serbio Nikola Jokic (22 tantos y 11 rebotes), por una considerada "falta flagrante" sobre Cameron Payne.