La franquicia de Denver logró una valiosa victoria que le permitió pasar al frente en la serie e intentará ratificarla en el próximo juego, que será mañana nuevamente en el estadio Moda Center de Oregon, desde las 17 (hora de Argentina).

El cordobés Campazzo culminó su desempeño con 11 puntos (1-3 en dobles, 2-6 en triples y 3-4 en libres) en 32 minutos y seis segundos, acumulando ocho rebotes, ocho asistencias, con tres pelotas perdidas, dos robos, una tapa y una falta personal.

Al terminar el tercer cuarto Campazzo presentaba ocho tantos, ocho rebotes y siete pases-gol, lo que permitía aventurar que terminaría logrando cifras de dos dígitos en tres rubros de su planilla, algo que jamás había logrado un argentino en la NBA, pero finalmente no alcanzó el objetivo.

En Denver, que recuperó la ventaja de localía, la gran figura fue el pivote serbio Nikola Jokic con 36 tantos, mientras que Michael Porter aportó 15, en tanto que para los Blazers el base Damian Lillard fue el máximo goleador del juego con 37 canastas, Norman Powell añadió 18 y Carmelo Anthony 17.