Delfina Pignatiello, la gran aparición de la natación argentina en los últimos tiempos, tuvo su debut olímpico en Tokio 2020.

Lo hizo en la prueba de natación de 1500 metros libre, que se corrió por primera en la rama femenina en esta edición de los Juegos Olímpicos.

Allí, la argentina terminó en la octava posición en la quinta serie, con un tiempo de 16:33.69, por lo que no logró clasificar a la final.

La norteamericana Katie Ledecky fue la ganadora y estableció el Récord Olímpico con un tiempo de 15:35.35. Vale destacar que, hasta el momento, esta competencia tiene solo cinco registros establecidos.

De esta manera, la nadadora de 21 años quedó afuera de la carrera por las medallas olímpicas. Vale destacar que Pignatiello logró las marcas necesarias para estar presente también en las pruebas de 400 (no participará de esta) y 800 metros libre, donde competirá el próximo jueves.