De sus 39 años de vida, Dante Sosa pasó 27 en el club Ciudadela. Más de la mitad de su vida la dedicó al club de sus amores, al “Gaucho”. Pasó por todos los cargos que se puedan imaginar. Obviamente llegó para aportar fútbol, pero nunca le escapó a nada.

En los últimos tiempos, como presidente – y como jugador a la vez – le tocó ascender en el 2019 y fue algo que se lleva guardado en su corazón. Son muy pocos los que han podido lograr eso. No es fácil ser presidente de un club de barrio, humilde donde todo cuesta el doble. TERMINA DE LEER LA NOTA HACIENDO CLICK ACA