Daniel Alberto Passarella no es el mismo personaje deportivo que se veía en los estadios, en la televisión y todo cambió con un diagnóstico que modificó su diaria y que atraviesa clínicamente con muchos cuidados.

Según indica Diario Clarín, el “kaiser” padece las secuelas de una enfermedad neurodegenerativa similar al ELA (Esclerosis Lateral Aamiotrófica), la cual es una enfermedad de las neuronas en el cerebro, el tronco cerebral y la médula espinal que controlan el movimiento de los músculos voluntarios. Y que cada vez con mayor asiduidad, le provoque que no se ubique en tiempo y espacio.

El antecedee antecedente familiar

El ex defensor, entrenador y presidente de River Plate sufre un deterioro cognitivo similar al que tuvo su padre.

Según indican sus allegados, PAssarella solo hace dos tipos de salidas, un paseo por Lomas de San isidro, con asistencia porque puede perderse y no recordar la dirección, o viajes a Chacabuco -su lugar de nacimiento- donde visita a su hijo Lucas.

Su propio hijo menor estaría estudiando la chance de regresar a Buenos Aires para que pueda estar junto a su padre, quien no sólo tiene problemas en su vida diaria, sino para administrar sus bienes.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!