CAPITAL FEDERAL (ADNSUR)- El brutal ataque que sufrió el micro de Boca cuando estaba llegando al Monumental provocó que varios jugadores queden afectados por el gas. Según publica TyC Sports, Christian Gribaudo, secretario general de Boca, dijo que el equipo no estaba en condiciones de jugar.

Ante las versiones que indicaban que podría suspenderse, la CONMEBOL decidió atrasarlo en un primer momento.

https://twitter.com/CONMEBOL/status/1066416910227640326?ref_src=twsrc%5Etfw%7Ctwcamp%5Etweetembed%7Ctwterm%5E1066416910227640326&ref_url=https%3A%2F%2Fwww.tycsports.com%2Fnota%2Fsuperfinal%2F2018%2F11%2F24%2Foficial-la-superfinal-esta-postergada-hasta-las-18.html

Luego, se comunicó que el encuentro comenzará a las 19:15.

https://twitter.com/CONMEBOL/status/1066432831382085632?ref_src=twsrc%5Etfw%7Ctwcamp%5Etweetembed%7Ctwterm%5E1066432831382085632&ref_url=https%3A%2F%2Fwww.tycsports.com%2Fnota%2Fsuperfinal%2F2018%2F11%2F24%2Foficial-la-conmebol-confirmo-que-el-partido-empieza-19.15.html

Pero finalmente y, cuando estaba todo listo para disputarse el encuentro, confirmaron que la final de la Copa Libertadores será mañana a las 17 horas.

Cabe recordar que el micro que trasladaba al plantel de Boca llegó con varios vidrios rotos al estadio "Monumental", luego de haber recibido piedrazos en el trayecto y en la llegada por parte de hinchas de River. El chofer sufrió una descompensación.