El coronavirus y la Copa Libertadores vuelven a regalar una situación muy curiosa, preocupante pero que también dará lugar a un hecho histórico. Por un lado, se informó que Anderson Daronco y Bruno Arleu, árbitro principal y cuarto árbitro del duelo entre Racing vs. Nacional dieron positivo y del otro se dará la presencia de dos juezas de línea argentina como reemplazo.

Ante esta primera situación, en la que se deberá evaluar la forma en la que los brasileros se contagiaeron del virus, los dos asistentes Fabricio Vilarinho y Rafael Alves también quedarán fuera del juego y para completar una terna extranjera, se desarmará el equipo de árbitros que estaban pautados para el duelo entre Defensa y Justicia y Delfín.

De esta manera, se resolvió que Roberto Tobar (Chile) será el árbitro principal en Florencio Varela, tal y como estaba pautado, pero estará acompañado solamente por uno de sus asistentes trasandinos. A ellos, se les sumará Daiana Milone, como línea, y Fernando Echenique, ambos argentinos.

En Avellaneda, por su lado, Cristian Garay (Chile) será el árbitro principal, dejando su lugar de cuarto en el duelo de Defensa y Justicia, y será acompañado por el otro asistente chileno. Mientras que esta terna estará completada con Mariana de Almeida (Argentina), como jueza de línea, y Nicolás Lamolina (Argentina) como cuarto árbitro.

De esta manera, se da lugar a un hecho histórico ya que De Almeida será la primera mujer en dirigir partidos masculinos de Copa Libertadores y el mismo premio tendrá Daiana Milone, que quedará como la segunda por una diferencia de apenas unas horas.