Los Juegos Olímpicos son ansiosamente esperados durante cuatro años por fanáticos y deportistas. En ellos se reúnen atletas de todas partes del mundo durante dos semanas para defender los colores de sus paises y conseguir la mayor cantidad de medallas posibles.

Uno de ellos será Joaquín Arbe, fondista chubutense de 30 años que consiguió la clasificación a la cita olímpica en la maratón de Buenos Aires 2019 y representará a nuestro país en esa especialidad, que se correrá en Sapporo el próximo 7 de agosto. Pero detrás del deportista, Joaquín tiene muchas facetas para mostrar: fue padre a los 16 años (tiene tres hijos con la atleta esquelense Alejandra Carinao y está a punto de cumplir 31 el próximo 25 de agosto), trabaja como albañil, construyó su casa y hasta tuvo que dormir, la noche previa a una competencia, en la estación de Retiro.

El sureño charló con Pasta de Campeón hace algunos días y nos contó cómo fue su preparación para los Juegos Olímpicos.

De albañil a disputar los Juegos Olímpicos: Joaquín Arbe se prepara para Tokio 2021