El partido, jugado en el estadio Ball Arena, culminó igualado en 121, luego del primer alargue empatado en 135 y finalmente se concretó el triunfo de los Nuggets por 147-140.

Ahora volverán a jugar mañana a las 21 de Argentina en el Moda Center de Oregón y en caso de ganar Denver será semifinalista. De vencer los Blazers con el 3-3 se definirá la serie el sábado, con horario a confirmar en el estado de Colorado.

En cuanto a la tarea de Campazzo, el cordobés jugó sólo 21 minutos y 23 segundos (estaba promediando media hora) y aportó tres puntos, con 1-3 en dobles y 1-2 en libres (falló dos intentos de triple), en tanto que acumuló dos asistencias, dos pelotas perdidas y tres faltas personales.

Pero el punto negativo del partido del exPeñarol de Mar del Plata y Real Madrid fue que el jugador que debía controlar, Damian Lillard, el notable base de los Blazers, estuvo imparable y culminó su desempeño con 55 puntos (5-7, 12-17 y 9-10) , con 10 asistencias.

Los Nuggets se llevaron el primer cuarto por un cómodo 38 a 25, pero inmediatamente cayeron en el segundo por 37 a 27, para repetir los visitantes por 32-27 en el tercer parcial y caer por 29-27 en el cuarto que llevó el partido a la definición en los cinco minutos suplementarios.

Y en ese cuarto final fue clave la aparición de Monte Harris para concretar una ráfaga goleadora que le dio una luz de ventaja impensada a los Nuggets de 132 a 125, hasta que Lillard a puro triple le devolviera la paridad al marcador.

El goleador de los Nuggets fue el base serbio Nikola Jokic, que marcó 38 puntos (11-22, 3-9 y 7-8) con 11 rebotes y 9 asistencias, seguido por Harris con 28 y Michael Porter Jr siguió con 18.