Luego de que la Argentina y Colombia se bajaran de la organización, la Conmebol se movió rápido y cerró a Brasil como el anfitrión del torneo. Todo fue velocidad supersónica, en medio de polémicas y reclamos. De hecho, la Copa América se confirmó recién el último jueves, luego de que la Justicia brasileña la ratificara.

Los reclamos tienen que ver con que Brasil es uno de los países más afectados por el coronavirus y, sin embargo, se hará cargo de uno de los torneos más importantes del mundo. Colombia (por la feroz crisis social que atraviesa) y la Argentina (por el duro avance del Covid-19) se apartaron, y en esa situación fue que Jair Bolsonaro decidió aceptar la propuesta de la Conmebol. TERMINA DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACA