Más de una semana internado y con pronóstico reservado estuvo Claudio Cabrera en la Clínica del Valle y en las últimas horas pudo regresar a su casa luego de que le den el alta médica, pero debe continuar con rehabilitación.

El "Dengue" es sinónimo de deportes de contacto en la ciudad donde incursionó por varias disciplinas hasta pasar del Full Contact al Kickboxing. Su amor por el deporte también se lo transmitió a sus hijos y los dos más grandes, Adrián y Dani, son de los máximos exponentes actualmente de la capital petrolera. TERMINA DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACA