COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - La violencia no distingue género y también se hace notar en el fútbol femenino. El último fin de semana un árbitro de Chubut fue golpeado por una jugadora cuando intentó expulsarla, luego de que le pegó una patada a una oponente.

El incidente se produjo en el partido que disputaban Defensores del Parque y Racing Club por el torneo femenino de la Liga del Valle. Celeste Rodríguez cometió una falta a una contrincante y el árbitro Matías Ferreyra no dudó y sacó la tarjeta roja. Sin embargo, fue sorprendido con dos cachetazos.

“Es la primera vez que me toca vivir algo así. Estoy sorprendido totalmente. Uno nunca se espera eso, menos viniendo de una mujer”, dijo el referí en el programa Tiempo Deportivo, publicó Jornada.

TERMINÁ DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACÁ