(Pasta de Campeón - ADNSUR) - César Villarroel rompió el silencio este miércoles tras dejar la conducción de Huracán de Comodoro. El DT se reunió con el gerente deportivo del club, “Chila” Alcaín, este martes y decidieron ponerle punto final al ciclo en el “Globo”.

“Villa” atendió el teléfono de Fair Play en La Cien Punto Uno y contó sus sensaciones tras dar un paso al costado del club en el que estuvo nueve años como jugador y entrenador. “Son sensaciones raras. Desde hace tiempo que estoy en el club y tuve el premio de estar en el primer equipo, lo dejamos todo y decidimos terminar un ciclo”.

“Yo agradezco primero a Cristian Cancellieri que confió en mí en su momento. Y haciendo mis armas como técnico, estoy eternamente agradecido al club. Hubo una charla con Alcaín, hablamos cerca de una hora y el me manifestó algunas cosas que pensaba la comisión directiva y por eso mismo dejé de ser el técnico del club. En la charla me manifestó lo que la CD por ahí pensaba, yo también di mi opinión y llegamos al  punto de que ambos tenían razón”, remarcó.

Sobre el presente Torneo Regional, en el que Huracán no pudo clasificar de fase, César remarcó que la decisión de no traer refuerzos fue dirigencial: “Esa decisión si fue de la dirigencia, de jugar con solo chicos del club y sin refuerzos. Yo pedí, y jugaríamos con lo que teníamos. En su momento ellos iban a tener la responsabilidad, pero yo dije que por estos chicos metía la cara para el cachetazo y por ellos era así”.

“Pienso que siempre fueron al frente de lo que transmitía, por ellos iba a meter la cara. Pensé en decir me voy, y luego dije que no era yo y me quedé al final. Así fue dando pelea con chicos que le agradezco porque lo que  transmití trataron de hacerlo. Quise demostrar que se sientan jugadores de fútbol y eso no llevo a salir dos veces campeón uña subcampeón y torneos que jugamos”, aclaró.

“Me voy y lo di todo. Dejé todo lo que tenía para dar y le agradezco al club por confiar y que fue una apuesta que hizo Cancellieri. Por ahí son sentimientos encontrados, lo más duro fue contarle a mi nene que es hincha y que va a la escuelita. Le expliqué que no era el DT. Que vamos a ir al club del que es hincha y eso es duro”, finalizó.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!