Ricardo Centurión no sólo tuvo que afrontar problemas en la pandemia, sino que además vivió dos de los peores momentos de su vida. Con apenas pocos días de diferencia, perdió a su abuela y a su novia, lo que lo golpearon muy prfundo y revelaron un mensaje que dio que hablar, asegurando que pensó, en las primeras horas, con poner fin a su vida.

"Lo mio fue muy rápido y si no me levantaba pasando esa semana, llegué a pensar en terminar con mi vida. Estoy viviendo un sueño y tenía que venir acá a estar con mi mamá, mi familia y mis hermanos. Al día siguiente de lo de mi novia lo pensé, pero desúes vi a mi mamá. Estamos todos unidos y siguiendo adelante o sino todo se va al carajo", expresó.

"Me ha escrito muchisima gente del fútbol y de otros rubros, pero lo más importante fue mi familia, lo más cercano. Que cuando caés y en los momentos más tristes siempre están", expresó Centurión en diálogo con el programa Presión Alta, donde habló pro primera vez en varios meses.

Por otro lado, reveló que le costó su regreso a las conversaciones por Zoom, la plataforma de videollamadas grupales, y dejó en claro los motivos por los que decidió continuar por su parte, habiendo comunicado los motivos a los dirigentes del club de Liniers, que evidentemente lo respaldaron.

"Hablé con el presi (Rapisarda) y Cavallero (mánager). Yo no podía entrar, si me encontraba con mis compañeros era para dar un abrazo. No me sentía para verlos atrás de una cámara. Creo que toda la bronca y lo que me pasó estaría en un grito de gol y hoy no se puede hacer, hay que sumarle todo. Me entenderán, no me entenderán, pero es lo que siento hoy", agregó.