Leonardo Ponzio se despidió del fútbol y este miércoles por la noche tuvo su gran adiós en el Monumental. Fue una fiesta para los hinchas de River que no solo fueron a rendirle homenaje al ahora exmediocampista, sino que se dieron el lujo de disfrutar de una enorme cantidad de estrellas de la institución.

Leyendas del calibre de Enzo Francescoli, Ariel Ortega y el Beto Alonso, solo por nombrar tres, estuvieron presentes y jugaron al fútbol como un ritual de despedida, la mejor forma de ponerle punto final a la carrera de Ponzio.

Tweet de ¿Por qué es tendencia?

Fue una noche muy especial. Pero entre tantos momentos inolvidables para River, hubo uno destacado. Cuando ya había terminado el partido, Ponzio se emocionó de tal manera que no pudo evitar quebrarse: sus ojos se llenaron de las lágrimas.

Antes de culminar el partido, ingresó su hija, Paula, de 14 años y se vivió un momento muy emotivo.

Tweet de Mati

“Más que soñado lo de hoy. Ojalá que me vuelva a pasar. Es una cosa inexplicable. Gracias, gracias, gracias a todos. Ahora estoy en deuda de nuevo con todos ustedes. El cariño que recibí para mí es grandísimo. Gracias por hacerme vivir una noche mágica, única”, les habló a los hinchas. “Te amo”, le dijo luego a su hija. Un momento que quedará en el recuerdo eterno de Ponzio.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!