Estuvo cerca en el debut frente a Barracas Central (1-1), se le escapó de las manos ante Independiente de Mendoza (3-4) y no pudo en la Isla Maciel contra Atlético de Rafaela (0-0).

A San Telmo se le venía negando su primera victoria en la Primera Nacional, luego del histórico ascenso que logró en el último torneo Transición. Pero todas esas oportunidades que desperdició desde el inicio del campeonato, las terminó aprovechando en Puerto Madryn. Sí, porque consiguió un triunfazo en su visita a Guillermo Brown y se sacó la espina que tenía clavada. TERMINA DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACA