El plantel de Boca Juniors partió esta mañana temprano desde Ecuador en vuelo charter de regreso a Buenos Aires, tras perder anoche ante Barcelona 1 a 0 por la Copa Libertadores, mientras que Esteban Andrada sigue en Guayaquil.

En la rueda de prensa realizada después del encuentro, el entrenador Miguel Russo se mostró preocupado por la situación del arquero. "Andrada no vino a pasear a Ecuador sino a trabajar, y no es bueno que saliendo del país ahora no pueda volver a entrar en Argentina", lamentó.

La dirigencia de Boca realizaba gestiones ante las autoridades del Ministerio de Salud de Ecuador y también de Argentina para que el arquero vuelva lo más pronto posible a la Argentina. La propuesta de los dirigentes es que pueda regresar aislado en un avión de línea o en un vuelo especial sanitario.

Si esas gestiones no prosperan, el jugador tendrá que permanecer 14 días en Guayaquil, aislado hasta el momento en el PCR le de negativo.

Por protocolos sanitarios, las personas que tengan coronavirus, a su ingreso a la Argentina deben cumplir aislamiento en hoteles.

Andrada, quien también integra la selección argentina de fútbol, ya había tenido coronavirus en septiembre del año pasado. Estuvo aislado 10 días por haber tenido un contacto estrecho la semana pasada y el viernes en primer PCR dio negativo.

Pero el domingo, en el testeo realizado por la Conmebol, dio positivo y el lunes en el efectuado por el COE (el Centro de Operaciones de Emergencia) de Ecuador dio otra vez positivo.