Boca confirmó un brote de contagios de coronavirus dentro de la burbuja sanitaria que el plantel cumple en la localidad bonaerense de Ezeiza. Si bien el club no informó la cantidad oficialmente, serían al menos 19 positivos entre futbolistas y colaboradores. En consecuencia, el club suspendió las prácticas por 72 horas y Miguel Ángel Russo, paciente de riesgo (superó un cáncer hace unos años), tomó la decisión de dejar el lugar por precaución.

Según trascendió desde el seno del Xeneize, algunos jugadores (se señaló a Esteban Andrada, Javier García, Franco Soldano, Carlos Izquierdoz y Leonardo Jara) padecieron algunos síntomas, lo que generó que sonaran las alarmas y se adelantaron los hisopados.

Unos 33 futbolistas del combinado que lidera Miguel Ángel Russo realizaban desde hace una semana una concentración en el hotel Howard Johnson de Ezeiza con prácticas en doble turno en el Centro de Entrenamiento que el club posee en Tristán Suárez.

La burbuja sanitaria estaba prevista hasta el sábado próximo. Cabe recordar que ya habían quedado fuera de ella los futbolistas contagiados previamente: los mediocampistas Agustín Almendra e Iván Marcone, más el juvenil arquero Agustín Lastra.

Boca tenía agendado para el sábado un amistoso frente a Tigre a puertas cerradas en La Bombonera y volverá a jugar en la competición internacional ante Libertad de Paraguay, como visitante, el jueves 17 de septiembre. Resta saber si la situación genera alguna modificación en la agenda.

Fuente: Infobae