El joven, identificado como Joaquín Coronel, había recibido un impacto de bala en la zona toráxica y había sido trasladado a un centro de salud en grave estado. Allí ingresó a quirófano para ser operado.

Se esperaba que luego fuera derivado al hospital de General Rodríguez, pero no resistió y falleció.

El encuentro se desarrollaba en el estadio Municipal de Luján y cuando nada pasaba en el juego, a los 14 de minutos una bomba de estruendo cayó en las cercanías del banco de suplentes de Alem arrojada por la parcialidad local, lo que provocó que el árbitro Nicolás Kresta interrumpa el partido y esperara para que se calmen los ánimos, situación que no sucedió y un rato después decidió la suspensión definitiva.

Simultáneamente con la suspensión del partido, desde el sector de allegados de Leandro N. Alem comenzaron a salir del estadio y en las afueras del mismo, en la calle Carlos Pellegrini, comenzaron a escucharse detonaciones de armas de fuego de manera simultánea con un enfrentamiento entre barras del conjunto de General Rodríguez, quienes llegaron en ese momento al estadio en un automóvil particular, e hinchas de Luján.

Por los incidentes, que la policía intentó dispersar con balas de goma y gases lacrimógenos, hubo alrededor de 20 personas heridas, al menos 7 de las cuales recibieron disparos de armas de fuego, informaron los bomberos voluntarios que se acercaron al estadio, según replicó el portal Luján Web.

Los heridos fueron trasladados al hospital de Luján y a la clínica privada Güemes, en la misma ciudad. Allí murió este lunes un hincha de Luján de 18 años que había sido baleado el domingo por la tarde en un enfrentamiento con barras de Alem. 

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!