El futuro de Rafael Santos Borré sigue sigue siendo incierto y luego de dar de baja las posibilidades de emigrar a Brasil -primero a Palmeiras y luego a Gremio-, otro de los clubes que más se mostró interesado en el atacante de River piensa volver a negociar: Celta de Vigo, de España.

 

Según cuentan desde España, Celta busca convencer a Borré con una oferta que contemple un contrato de cuatro años de duración con un salario aproximado de dos millones de euros por temporada, lo máximo a lo que podrían estirarse los españoles por cuestiones de tope salarial. El número, si bien resulta tentador, no se acerca a lo que ofrecían -antes de arrepentirse- tanto Palmeiras como Gremio, pero Celta sumaría más dinero en concepto de premios y hasta evalúa la posibilidad de dejarle un porcentaje al propio jugador en caso de una futura venta.

Más allá de que en lo económico la oportunidad no sería igual de tentadora que las ofertas que tuvo en las últimas semanas desde Brasil, Celta cuenta con la ventaja de ser una opción en el fútbol europeo para Borré, es decir una chance mucho más tentadora desde lo deportivo, buscando revancha en una de las mejores ligas del mundo, donde ya jugó antes de llegar a River, en Atlético de Madrid y Villarreal. ¿Lograrán convencerlo? (Fuente: TyC Sports)