SANTA FE - Ramón Ismael Coronel, alias "Piki" de 17 años, arquero del Club Unión de Golondrina, de la localidad Colonia San Manuel, ubicada en el departamento General Obligado, a 50 kilómetro de la ciudad de Reconquista, murió producto de un paro cardiorespiratorio luego de que un pelotazo lo golpeara en el pecho durante un partido de la Liga Norteña de Fútbol que se definía por penales.

Según quienes se encontraban en la cancha, Coronel atajó el penal, salió corriendo para festejar y se desvaneció. Inmediatamente fue trasladado al Hospital de Reconquista pero falleció horas más tarde. El hecho fue confirmado por la Liga Norteña de Fútbol a través de las redes sociales.

La confirmación del club.
La confirmación del club.

Según informó La Nación, sucedió a las 21, del martes último, en circunstancias en que se disputaba un partido de fútbol en Paraje San Manuel (perteneciente al distrito de la Comuna de La Sarita), en el marco de la Fiesta Patronal, en honor a la Virgen de Itatí. "Atajó feliz su penal, alcanzó a festejar y cayó", contó en el portal ReconquistaHoy una prima de la joven víctima fatal, quien lamentó que en el lugar no había ninguna ambulancia, sí un médico, quien no pudo evitar el desenlace. El muchacho tuvo que ser trasladado en una camioneta hasta el Hospital Regional de Reconquista.

Por su parte, el director del nosocomio informó que el paciente había ingresado a la guardia en paro cardiorrespiratorio y que no respondió a la reanimación de acuerdo protocolo. No se determinó la causa de la muerte porque para eso deberían recurrir a una autopsia, la que nadie solicitó.

"Lo único que te puedo decir es que no entiendo por qué en el encuentro no había una ambulancia", expresó Eduardo Coronel, padre del joven fallecido. La Liga Regional Norteña de Fútbol lamentó el fallecimiento del jugador de Unión de Golondrina en un comunicado y acompañó a la familia y al Club Unión de Golondrina en el difícil momento.