En el actual campeonato ya había dirigido a Boca en los partidos contra Banfield y San Lorenzo cuando el plantel profesional estaba aislado luego de regresar de Brasil en la eliminación de la Copa Libertadores. Battaglia tuvo que afrontar esos encuentros con un equipo conformado por juveniles de la Reserva y dejó una buena imagen (empate ante el Taladro y derrota ante el Cuervo).

Inmediatamente después del partido del sábado, Boca visitará a Platense en Vicente López el miércoles 25. Luego recibirá a Racing el domingo 29. Serán tres partidos en ocho días para arrancar con todo, y si los resultados acompañan, poder recuperar terreno en un campeonato que empezó muy mal para Boca: está penúltimo y a diez puntos del líder Independiente.

Habrá que esperar las primeras decisiones del nuevo DT para saber si sube algunos futbolistas juveniles a entrenarse con la Primera división y si decide apostar por los pibes surgidos en las inferiores del club (Medina, Varela, Zeballos) que perdieron terreno en los últimos meses.