La lesión del arquero de River -se originó en el entrenamiento del miércoles- fue evaluada con una serie de estudios que permitieron tener un panorama mucho más claro de la situación. Como los tiempos no daban para convocar a un guardameta del exterior, la idea fue apostar por el de Boca.

La baja de Emiliano Martínez, quien viajó a Inglaterra para reincorporarse a Aston Villa, dejó vacante un lugar para el partido del jueves frente a Bolivia.

 Los otros dos citados en el puesto son Juan Musso y Gerónimo Rulli, quienes fueron al banco ante Venezuela y en los minutos que duró el duelo con Brasil.