Aunque ya tenía el alta epidemiológica, el arquero daba positivo desde el 15 de mayo, por lo que su presencia estaba en duda. Sin embargo, este fin de semana logró dejar esa preocupación en el camino.

“Los testeos PCR realizados a la delegación de Argentina arrojaron en su totalidad resultados negativos, incluido el arquero Franco Armani”, informó la cuenta oficial de la Selección. De esta manera, todos los jugadores elegidos por Lionel Scaloni están en condiciones de afrontar la Copa América. Argentina tendrá su primer partido del certamen este lunes, cuando se enfrente con Chile en Río de Janeiro, por la primera fecha del Grupo B.

El arquero de la Selección y de River se había contagiado el 15 de mayo, previo al Superclásico con Boca. El 24 de ese mismo mes había recibido el alta epidemiológica, ya que había superado el plazo indicado por los médicos. Por eso ya se había reincorporado al plantel del Millonario para jugar los últimos partidos del semestre pasado, incluida la derrota ante Fluminense en la Copa Libertadores.

Pero Armani estaba ante un problema en la Selección argentina: sus testeos PCR daban “detectable” una y otra vez, por lo que su ingreso a territorio brasileño para la Copa América era una incertidumbre total. Aunque la Conmebol ya le había dado el OK, los permisos son manejados por cada uno de los estados de Brasil.

Lo que deberá definir Scaloni ahora es si le regresa la titularidad a Armani o si mantiene a Emiliano Martínez en el arco.