Durante el último año, Arisa Tsubata ha intercalado sus turnos como enfermera luchando contra el coronavirus con sus intensos entrenamientos en un gimnasio. Su objetivo y su sueño era participar en la competición de boxeo en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Sin embargo, reconocida por el COI, fue parte de la Ceremonia de apertura.

Pero ese sueño se ha hecho añicos tras la decisión del Comité Olímpico Internacional (COI) de suspender el clasificatorio de boxeo. El COI otorgará las plazas para los Juegos Olímpicos basándose en la clasificación mundial en los últimos años. TERMINA DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACA