Argentina y Brasil igualaron sin goles en el estadio del Bicentenario de San Juan. El equipo argentino nunca estuvo cómodo en el encuentro y le faltaron ocasiones para poner en peligro al seguro arquero Alisson. 

El partido fue una verdadera batalla en la que se jugó con los dientes apretados y pierna fuerte. Aunque hoy el equipo no brilló con la pelota, mostró una gran solidez en todas las líneas.

La igualdad lo deja a las puertas del mundial del año próximo, a disputarse en Qatar.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!