Con tan solo 13 años, Rodrigo Arciero, actual defensor de Banfield y jugador más austral en debutar en Primera, les dijo a sus padres que quería dejar Tierra del Fuego y probar suerte en la CAI. La decisión no fue fácil. Sin embargo, fue el inicio de un sueño que lo llevó a debutar en Primera.

Por estos días, el defensor volvió al seno del hogar. El frío de Ushuaia es su refugio en medio de la pandemia por el coronavirus. Desde allí dialogó con el canal partidario Código Banfield y se refirió a su situación contractual en el Taladro, su paso por la CAI y los recuerdos de toda su época de inferiores.  TERMINA DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACA