COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Por estos días, aprovechando el aislamiento obligatorio, el chubutense Joaquín Arbe trabaja para ganarse la medalla simbólica más importante para su familia: la que ganará por terminar de ampliar la casa que le dejó su abuela, donde vive junto a su mujer y sus tres hijos.

Arbe es uno de los deportistas argentinos que clasificó a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Por estos días cumple el aislamiento obligatorio y cambió las zapatillas de entrenamiento por el overol, a la espera de que haya novedades sobre la cita máxima que el atletismo tiene en el mundo. TERMINÁ DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACÁ