El primero que hizo un intento por quedarse con el 10 fue el Atlético de Madrid, que usó como intermediario a nada menos que Luis Suárez, el mejor amigo de La Pulga.

El otro es nada menos que París Saint Germain, que asegura que tiene todo definido para sumar al mejor jugador de la actualidad, hasta puso una alfombra en el aeropuerto esperándolo y le envió un contrato irrechazable, además de un proyecto deportivo ambicioso. TERMINA DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACA