Hace casi un mes, Daniel Alvar se propuso un objetivo y comenzó a trabajar a conciencia para pelear en Brasil el 25 de julio pero las restricciones le jugaron una mala pasada. Finalmente no podrá salir del país porque es muy engorroso la vuelta y eso lo dejó con las manos vacías. TERMINA DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACA